Sugerencias

Si alguien desea que comentemos algún tema que no se haya tratado aún en el blog, puede enviarnos su sugerencia a la dirección de e-mail newconceptofart@hotmail.com
Gracias por su visita

sábado, 8 de octubre de 2011

Louis Armstrong

Louis Armstrong
¡Hola queridos visitantes de mi blog!
Bueno… ya hemos hablado sobre algún videojuego y sobre algo cinematográfico, y bueno, para tocar todos los palos antes de empezar a repetir temas, hoy vamos a hablar sobre algo de música.
Y bueno, en lugar de empezar con algo así muy concreto, como podría ser comentar algún disco específico y tal, pues prefiero comenzar hablando un poco sobre algún gran músico… como puede ser el caso de Louis Armstrong.
Louis Armstrong (no Neil, que ese fue el que llegó a la luna) es un músico de jazz. Es cantante y trompetista, aunque en algunas ocasiones toca la corneta. Lo más característico de este hombre (que murió hace ya tiempo, en el 71) es su voz. Armstrong tiene una voz… rota, como si su garganta estuviera defectuosa. Es una voz muy peculiar, única e inimitable, que hace que su música sea fácilmente reconocible.
En cuanto a su habilidad instrumental… es un genio. Tiene una forma de tocar que es única. Además de lo bien que interpreta los temas, su estilo trasmite una alegría inusual. Una vez leí que todo lo que tocaba Armstrong era como un cumpleaños o una buena acción.
Como podéis ver en la foto, el hombre lo vive. No, en serio, la forma en la que coloca los labios (y toda la boca) a la hora de tocar la trompeta es muy, muy característica. Lo hace de tal manera la boca se le llena de aire, y los mofletes se le hinchan. Es algo muy peculiar.
Esta forma de tocar le hizo tan popular que se ganó el apodo de Satchmo; que en alemán viene a ser la abreviatura de satchelmouth, “boca grande”.
El jazz que hace este hombre es un jazz tranquilo, agradable, que suele incluir mensaje político e incluso algún tipo de crítica social. Yo empecé a escucharlo a partir de Oh when the saints go marching in, que a más de uno le sonará por ser una canción popular de EEUU. A partir de ahí, pues, he escuchado bastantes canciones suyas…
De entre todo lo que ha hecho este hombre (y lo que yo he escuchado) destacaría el tema La vie en Rose, que es fantástico, What a woderful world, que está bastante bien, y que años más tardes sería usada para alguna película antibelicista; I got rhythm, Mack the knife, Stardust, Royal Garden Blues, Hello Dolly!, St. Louis Blues… y así un sinfín de títulos que se han convertido en clásicos del jazz.
Pero hay 3 canciones suyas que me han llegado al alma, que se han convertido en himnos de mi vida… Estas son: (What did I do to be so) Black and Blue, que pese a lo enrevesado del título, es una obra maestra. Escuchar ahí a Armstrong, con su voz rota, hablando de la discriminación hacia la gente de color… Sublime.
Otro tema que me emocionó, y mucho, fue I can’t give you anything but love, un tema muy tranquilo, romántico… con un Armstrong enamorado diciéndole a su amada que lo único que puede ofrecerle es amor. Una pasada, de verdad.
Por último, el tercer tema que me marcó fue Honeysuckle Rose. Base de piano, ritmo sin forzar, amor… ¿Qué más se le puede pedir a una canción? Encima tenemos a un Armstrong contento derrochando amor con frases como “You’re so sweat” o “You’re my sugar”… ¡como para no emocionarse!
Bueno… eso sería más o menos todo lo que yo (desde mi punto de vista de aficionado) tendría que deciros sobre este hombre, considerado el mejor trompetista de todos los tiempos. Puede que esta entrada se haya quedado un poco corta, pero la verdad es que si hablamos de Louis Armstrong, en mi opinión, sobran las palabras… Bueno, lo de siempre, os lo recomiendo a todos, aunque ya sé que el jazz no es un género que sea fácil de escuchar.
¡Un saludo chavales!

1 comentario:

  1. Genial. Este blog es una conquista, un espacio de libertad.

    ResponderEliminar